Sígueme

Friday, April 22, 2016

Muertos famosos

Cada año muere gente, famosa y no tan famosa. Algunos quizás nos hicieron sentir más, o menos cosas, buenas o malas. Otros quizás nos valieron madre.

Los músicos o actores, dado que son creadores de o participantes en productos culturales distribuidos de forma masiva, íconos de la cultura pop, serán a veces noticia por tonterías o a veces por cosas más trascendentales; como su muerte.

Es un fenómeno perfectamente natural acercarse a un muerto e intentar conectarse cuando uno ha sentido algo, lo más mínimo al respecto de su trabajo, así fuese incluso simple curiosidad.

No debería sorprender, ni ofender. Si tienes más de 13 años y apenas descubres (o todavía te sorprende) cuando alguien muere, que la gente que en vida sintió la más mínima afinidad hacia el muertito busque expresarla, quizás quien está ávido de atención, o incluso resulte un poco oportunista seas tú.

Quizás quieres parecer un agudo y periférico crítico de la hipocresía de las masas, pero sin darte cuenta eres también representante de su miseria.

Sorprenderse o emperrarse quedito porque a la muerte de alguien famoso, la gente lamenta su muerte, celebra su obra, o incluso se acerca a ella por primera vez, representa más bien un berrinche ridículo. No se puede tomar en serio. Es como si yo dijera, por ejemplo:

"Todo mundo escribe artículos sobre Prince, pero no los vi ahí a su lado cuando más importaba. Hipócritas"

La muerte produce todo un arcoiris con los distintos grados de dramatismo y oportunismo material e intelectual de que somos capaces las personas.

Así cuando alguien famoso muere, nos abalanzamos muchos, naturalmente, a expresar alguna conexión, otros guardamos respetuoso o indiferente silencio, y un puñado salimos a criticar las expresiones con un medidor de legitimidad sentimental bastante dudoso.

Lo más divertido y elegante es que al muertito no le importan ni llantos, ni silencios, ni análisis.

Los muertos no tienen que escuchar a los críticos.

"Ahora resulta" siempre dicen "que todos amaban a..."

Philip Seymour Hoffman
Alan Rickman
Michael Jackson
Prince
David Bowie
Amy Winehouse
Wes Craven
Leonard Nimoy

Y bueno... el etcétera más largo de la historia.