Sígueme

Monday, October 5, 2015

el silencio de las redes

Carajo. Cuánto silencio. Pero está mejor así, porque en estos tiempos todo mundo se da por aludido; piensan que son el tema, y si no el tema, la musa inspiradora del tema.

Este ya no es ese mundo duro y con manifiestos que nos tocó transitar en los noventa. Hoy todo es una interfaz horrible y casi omnipresente que hace sentir a la gente conectada, pero en realidad es un laberinto de estorbos para llegar a un cuarto completamente vacío, blanco, sin espejos, donde sólo hay un yo que no tiene nada, ni siquiera un reflejo torcido. Nada.


Sobre Netflix y torrents

Hace poco me enfrasqué en una no-discusión con un conocido en Twitter en torno a la plataforma Netflix y como se compara con el protocolo de torrents.

En suma, no tienen nada que ver, son diferentes planetas, que en algunos casos se complementan.

Yo soy usuario de ambos desde hace años.

La gran diferencia es que uno, Netflix, es legal, y el otro, bittorrent/ torrent, es ilegal.

No discutiré las implicaciones morales, ni la interminable polémica sobre los derechos intelectuales, de autor, y el derecho de "las masas" a la cultura. Pero escupiré aquí lo que me quedó en mente del intercambio:

El comentario suyo que originó mi cuestionamiento decía así:

Todo producto digital exitoso explota la güeva de sus consumidores. Netflix, con películas chafas, la güeva de bajar pelis buenas (?)

No es la primera vez que leo a alguien quejarse del contenido que existe en Netflix. En este caso particular el comentador no paga el servicio sino que usa una cuenta de un familiar. Supongo que resultaría obvio que si pagas por un servicio que te parece "chafa" y sigues usándolo sin cancelarlo entonces eres un tonto.

Criticar la calidad del contenido es válido, aunque vale la pena aclarar los factores que contribuyen a esto, lo cuál haré más adelante, para entender por qué está limitado el contenido que Netflix puede ofrecer en su revolucionaria interfaz.

El problema para mí es la idea de que un consumidor presuntamente flojo se conforme con contenido de baja calidad sabiendo que existe otra opción y que en lugar de un clic, requiere dos o tres, y algunos teclazos para escribir nombres de películas en un buscador de torrents.

Cuando traté de aclarar la idea, la respuesta de mi conocido vino así:

digo que es más fácil y rápido acostumbrarte a usar una plataforma donde con un click ves algo que usar torrents

Trato de imaginarme a quién va dirigida la observación. ¿Hablamos de una persona que conoce el protocolo torrents y sabe cómo obtener contenido a través de él, pero decide usar Netflix porque es más fácil? ¿O de una persona que no conoces los torrents y por lo tanto fin de la discusión? Porque si no los conoce no tiene la opción de usarlo o no, sea más difícil o no.

Netflix es un servicio de transmisión en tiempo real que no permite almacenamiento —también conocido como "streaming" en castellano moderno. Es un servicio de paga que permite abrir el contenido esencialmente con un clic, sin contar los clics y teclazos que puede tomar entrar a la página, la cuál también tiene un motor de búsqueda que, en efecto, resulta poco eficiente porque es difícil encontrar un título específico que uno tenga en mente en un catálogo limitado —Por ejemplo, busquen el magnífico documental The Art of Killing, o El Arte de Matar.

Buscando más claridad sobre "el perfil de persona" a la que iba dirigida "la crítica," como yo la llamé, la siguiente respuesta vino así:

yo no critico ningún perfil. Hablo sobre lo que me parece que netflix hace

Entonces el sujeto de la observación ya no es el consumidor flojo, sino el proveedor que trata de explotar la flojera con dos elementos:

1) poner contenido chafa
2) hacerlo de muy fácil acceso

Ahí es donde ya no entendí nada. Es decir que la compañía nacida en 1997 como un servicio de entrega de DVD's a domicilio que luego ofreció como "método de entrega" la transmisión por internet, la compañía que desmanteló el monopolio que llevaba Blockbuster llevándolos a la quiebra, y que en horas pico hoy representa más del 35% del tráfico total de internet, la misma que terminó por producir sus propias series para contrarrestar el problema de las limitaciones impuestas por la industria de contenido, llegando incluso a levantar series abandonadas por los caprichos de las televisoras convencionales. ¿Esa compañía tienen contenido chafa y lo hace de fácil acceso para atraer gente floja?

Afirmar que blockbuster, o netflix, o videocentro, para el caso, sólo tienen o tenían malas películas es simplemente falaz. Queen Margot, Suspiria, Fight Club, el decálogo de Kieslowski, Stand By Me, Natural Born Killers, Leon: The Professional, La doble vida de Verónica, y un largo etcétera, todas pudieron obtenerse en estas plataformas en uno u otro momento.

Para sugerir que Netflix tiene contenido chafa por diseño u omisión, habría que ignorar el papel de la MPAA  en todo esto. La MPAA es el equivalente en películas de la RIAA, encargada de destruir Napster por violaciones a los derechos de autor, de la mano de grupos como Metallica. La RIAA como un martillo vengador del capital, llegó a acusar, a allanar casas, y procesar a gente de todo tipo, incluso a la abuelita de un joven el cuál tenía música pirata en su computadora.

Habría que ignorar las prácticas de la mafia que maneja los permisos, y tipos de licencia de contenido, a quienes debemos la existencia de zonas o regiones de distribución. Las famosas regiones de los DVD's cuyo infierno cuasi xenófobo es la "región 4" y que reflejan el férreo control que ejercen las industrias productoras y de contenido en la distribución. Esta mafia prácticamente ahorcó a Netflix con los precios y limitaciones para obtener licencias para cierto contenido, para así obligarnos a comprarlo al sobreprecio acostumbrado en tiendas físicas, y ahora virtuales — como amazon.

Si la observación es que Netflix tiene contenido chafa por decisión propia, aunque suena absurdo, no suena más absurdo que pensar que lo hacen para solapar la flojera de los usuarios.

Además, usar torrents no es tan difícil. No es como usar el cerebro para hacer cálculo diferencial en lugar de usar una calculadora. Simplemente se aprende la dirección del buscador, se escriben títulos que se tengan por recomendación o investigación propia, y se descargan, con no tres, o dos, sino un clic; sólo que se está usando otra plataforma.

Claro, hay que esperar el tiempo de descarga para "recibir" un archivo por medio de un cliente de torrents. Ayer, por ejemplo, esperé inauditos 19 minutos para bajar una película de 2 horas en un archivo de 700 megabytes. Archivo que ya reside en mi disco duro y que puedo abrir con el todopoderoso reproductor de audio y video de código abierto: VLC (VideoLan).

La gran ventaja de usar torrents es que se libera el ancho de banda después de descargar el contenido, se puede acceder a él cuando sea necesario, con o sin conexión y se puede navegar el archivo sin usar más ancho de banda. El ahorro de esfuerzo y energía, si se conoce el proceso, es realmente minúsculo.

Entonces, concluyo que al conocido en cuestión no le gusta Netflix porque no tenían una película en particular que él quería ver, y de ahí el comentario. Supongo que él no pagaría por el servicio dado que no le gusta.

Yo en lo personal uso ambos opciones: Netflix, y torrents, y encuentro beneficios en ambos para diferentes circunstancias. No tiene tanto que ver con la pereza de entrar a una u otra página, escribir en buscadores y hacer 3 o 5 clicks, sino con si sé lo que quiero ver o no.

¿Conozco el nombre de la película que busco? La busco primero en el servicio por el que estoy pagando. Si no está, voy a los torrents.

¿No sé que ver porque no tengo un título en mente y no me han recomendado nada?  Entro al servicio por el que estoy pagando el cuál tiene un catálogo dividido por categorías, y que además maneja un sistema de "sugerencias" por medio de calificación o "estrellas." En casi 8 años de ser usuario, siempre he encontrado algo bueno, o interesante que ver. O incluso algo mediocre sobre lo cuál despotricar.

Si no encuentro nada en Netflix, me voy a los torrents y busco lo más reciente, más popular, y las copias de mejor calidad. O me voy a listas de contenido de letterboxd.com para buscar títulos, y de ahí otra vez: Netflix, o torrents.

Ese algoritmo de Netflix para recomendar contenido ha sido profusamente elogiado en diferentes medios, y funciona así:

Si me gusta una película le pongo una calificación bien pensada, y con base en distintas características me recomiendan otras películas, las califico, y así se forma un perfil de gustos que en mi caso ha resultado sorprendentemente eficaz.

Los que pagan por Netflix, supongo que lo hacen porque tiene contenido que les gusta, si no ya lo habrían cancelado porque no son tontos.

Para los que le ven diente a caballo regalado mientras se cuelgan de una cuenta ajena y no encuentran "películas buenas" en Netflix México les recomiendo estas:


Reservoir Dogs
Pulp Fiction
Leon: The Professional
Fear and Loathing in Las Vegas
Hot Girls Wanted
The Internet's Own Boy
Babysitters
Trainspotting
District 9
No Country For Old Men
Back to the Future III
Ghostbusters
The Terminator
Rampart
American History X
Jesus Camp
Client 9
Crash
The Pursuit of Happiness
Life Itself
Moon
Inception
Louis C.K. Live at the Beacon (standup comedy)
12 Monkeys
Enemy
Take Shelter
Shutter Island

Y series:

The Killing
The Fall
Breaking Bad
Bloodline
Marco Polo
The Americans
Hannibal
Cosmos
The Borgias



Pero apúrense, porque puede que eventualmente este contenido no esté disponible, ya que la industria requiere a Netflix rotar el contenido, es decir, las licencias de cada producto tienen fecha de caducidad y tienen que ser renovadas, a veces a precios no rentables para la compañía.